Seleccionar página

Comienza la campaña “16 Días de Activismo” con el objetivo de movilizar a los socios para financiar organizaciones, responder a las necesidades de las sobrevivientes, prevenir la violencia y recopilar datos para construir una “nueva normalidad” después de la pandemia

En un momento en que la pandemia de COVID-19 y la cultura dominante de impunidad amenazan los avances logrados en el terreno de la igualdad de género y la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas, ONU Mujeres insta a emprender acciones robustas y decididas en respuesta a esta crisis sin precedentes con ocasión del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. En el período previo al Foro Generación Igualdad –en el que los agentes mundiales asumirán nuevos y firmes compromisos para erradicar la violencia contra las mujeres–, los Gobiernos, la sociedad civil, la juventud, las y los influencers y el sector privado prestarán sus voces a los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género, una campaña de movilización global que arranca hoy y se prolongará hasta el 10 de diciembre. Juntas y juntos exigirán un cambio radical y la construcción de una “nueva normalidad” que ofrezca a todas las mujeres y niñas un futuro sin violencia.

Incluso antes de la pandemia de COVID-19, la violencia contra las mujeres era una de las violaciones más extendidas de los derechos humanos: casi el 18% de las mujeres y niñas experimentaba violencia física o sexual por parte de una pareja íntima a lo largo de un período de 12 meses. Conforme la pandemia se aceleraba, se observó una alarmante “pandemia en la sombra” de violencia contra las mujeres, con un aumento de las tasas de violencia doméstica, pero también en las calles, en Internet y en diversos entornos. El número de llamadas a las líneas telefónicas de asistencia se quintuplicó en algunos países durante las semanas iniciales de la pandemia, mientras que en otros se redujo por la imposibilidad de las mujeres de buscar ayuda a través de los canales habituales al verse atrapadas en el hogar con sus maltratadores. De acuerdo con las proyecciones, cabe prever que la violencia alcance a 15 millones de mujeres más por cada tres meses que se mantenga el confinamiento.

“Hemos visto al mundo entero responder a la pandemia del coronavirus, trabajando al unísono, realizando grandes inversiones y utilizando protocolos con gran determinación. La violencia contra las mujeres también es una pandemia; de hecho, precede al virus y perdurará cuando este desaparezca.En un momento en que nos enfrentamos a la devastación provocada por la COVID-19, es más importante que nunca que pongamos en común nuestros recursos y asumamos un compromiso conjunto para hacer frente a los grandes desafíos y para poner fin a la violencia contra las mujeres, por el bien de todas y todos”, manifestó Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres.

En respuesta a la petición de “alto al fuego en el hogar” del Secretario General de las Naciones Unidas realizada este mismo año, casi 150 países acordaron incluir la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas como un componente fundamental de sus planes de respuesta a la COVID-19. Muchos de ellos han acompañado este compromiso con un fortalecimiento de los servicios esenciales, como los refugios, las líneas telefónicas de asistencia y otros mecanismos de denuncia. Sin embargo, tan sólo 48 países, menos de la cuarta parte de los 206 analizados en el marco de un reciente estudio, trataron la violencia contra las mujeres y los servicios prestados a las niñas en este ámbito como una parte integral de sus planes nacionales y locales de respuesta a la COVID-19, y muy pocos financiaron adecuadamente estas medidas.

Con el fin de hacer frente a esta infradotación generalizada de recursos para este problema crucial, ONU Mujeres ha convocado a la Coalición de Acción sobre la violencia de género, una innovadora alianza formada por Gobiernos, la sociedad civil, líderes juveniles, el sector privado y entidades filantrópicas para desarrollar un programa claro de acciones que impulsen la erradicación de la violencia contra las mujeres y movilicen fondos para ello. Dichas acciones e inversiones se anunciarán en el Foro Generación Igualdad que se celebrará en 2021 en México y Francia, junto con las de las otras cinco Coaliciones de Acción del Foro Generación Igualdad.

Pinta el mundo de naranja: ¡Financiar, responder, prevenir, recopilar!

Los 16 Días de Activismo, impulsados por organizaciones de base comunitaria de todo el mundo, representan una oportunidad para aprovechar ese sentimiento renovado de urgencia que ha creado la COVID-19 y promover acciones concretas contra la violencia de género. Durante el período previo a la conmemoración del Día Internacional, ONU Mujeres ha apelado a los Estados Miembros a asumir compromisos concretos y tangibles durante los 16 Días de Activismo.

El tema de este año, “Pinta el mundo de naranja: ¡Financiar, responder, prevenir, recopilar!”, anunciado por la Campaña ÚNETE 2020, apoya la respuesta inmediata del Secretario General y del conjunto del sistema de las Naciones Unidas al alarmante incremento de la violencia contra las mujeres y niñas observado este año.

“Debemos combatir juntos y juntas la violencia machista que afecta y daña a todas y todos –familias y comunidades, sociedades y economías– y destruye nuestros esfuerzos por lograr la paz y la seguridad, los derechos humanos y el desarrollo sostenible. Hemos de intensificar la rendición de cuentas y cuestionar las actitudes y los enfoques que favorecen la violencia. Además, debemos proporcionar recursos a las organizaciones de la sociedad civil de mujeres que trabajan en primera línea”, señaló António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas.

En esa misma línea, la campaña de este año urge a todos los Gobiernos y socios a aplicar políticas concretas para acelerar la respuesta en cuatro áreas:

  • FINANCIAR los servicios esenciales de lucha contra la violencia de género y las organizaciones de mujeres que trabajan en este ámbito en todas las iniciativas de respuesta a la COVID-19.
  • PREVENIR la violencia de género mediante campañas de movilización y una política de tolerancia cero frente a esta lacra.
  • RESPONDER a las necesidades de las sobrevivientes, proporcionándoles, por ejemplo, líneas telefónicas de asistencia, refugios y acceso a la justicia incluso durante los períodos de confinamiento.
  • RECOPILAR datos para mejorar los servicios, programas y políticas.

Combatir la violencia de género en contextos humanitarios

Las mujeres y las niñas se ven afectadas de manera desproporcionada por las crisis humanitarias. La COVID-19 ha puesto de relieve la necesidad de priorizar los derechos y necesidades de las mujeres y niñas en dichas crisis. La violencia de pareja y otras formas de violencia aumentaron cuando las mujeres se vieron atrapadas en sus hogares, tiendas de campaña y campamentos para personas refugiadas con sus maltratadores durante los períodos de confinamiento.

Destacando la creciente necesidad de dotar recursos financieros para abordar este problema, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha anunciado hoy una contribución de 8 millones de dólares de los Estados Unidos a ONU Mujeres destinada a combatir la violencia de género en contextos de emergencia.

Esta nueva asignación, procedente del Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF), proporcionará un impulso muy necesario que ayudará a las organizaciones locales de mujeres y lideradas por ellas que trabajan en contextos de emergencia humanitaria a prevenir la violencia de género, facilitar el acceso a la justicia y prestar servicios a las mujeres y adolescentes sobrevivientes de la violencia de género. Asimismo, ayudará a las mujeres, incluidas las sobrevivientes de violencia, a desarrollar y liderar procesos de justicia de transición (es decir, medidas encaminadas a reparar las consecuencias de los abusos masivos de los derechos humanos) a escala local y nacional. Los fondos se canalizarán hacia programas de dos años de duración en cinco países en los que, en la actualidad, las intervenciones específicamente dirigidas a dar respuesta a las necesidades de las mujeres están infrafinanciadas.

Una campaña de alcance mundial

La conmemoración oficial del Día Internacional por parte de las Naciones Unidas tendrá lugar por primera vez en formato virtual y brindará a los Estados Miembros una oportunidad para fortalecer y cumplir sus compromisos con la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas. El acto contará con la participación del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, así como de representantes de los Estados Miembros de las Naciones Unidas, la Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, y la Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva del UNFPA, Natalia Kanem. Las embajadoras de buena voluntad de ONU Mujeres Nicole Kidman y Cindy Bishop; la defensora de los ODS, embajadora de buena voluntad de la UNODC y ganadora del Premio Nobel de la Paz, Nadia Murad; y la nominada al Premio Nobel de la Paz y fundadora de Rise, Amanda Nguyen, entre otras personalidades, participarán a través de vídeos.

Como en años anteriores, edificios y monumentos emblemáticos de todo el mundo –entre ellos, las pirámides y la Esfinge de Guiza, en Egipto; las estatuas moáis de la isla de Pascua, en Chile; el Parlamento de la República de Moldova; las Torres de Kuwait; y el Ayuntamiento de Bruselas, en Bélgica– se iluminarán de naranja para instar a un futuro mejor en el que las mujeres y las niñas puedan vivir sin violencia. En los Países Bajos se iluminarán de naranja más de 200 ayuntamientos para demostrar su solidaridad con las sobrevivientes y apoyar los 16 Días de Activismo.

Centenares de eventos en todo el mundo servirán igualmente para arrojar luz sobre esta pandemia en la sombra, incluido un acto de estilo programa televisivo en Tailandia centrado en los compromisos contraídos por las y los líderes para poner fin a la violencia de género durante la COVID, así como una serie de debates y exposiciones artísticas en universidades de Jordania sobre el papel de los hombres y de la juventud en la lucha contra la violencia de género. En Bonn (Alemania) se celebrará una gira feminista en la que las personas participantes podrán descubrir una nueva faceta del pasado y el presente de la ciudad, conocer a célebres hijas de la ciudad y aprender sobre el feminismo, utilizando para ello direcciones y coordenadas GPS.

Una cadena humana en Bangladesh, un flash-mob en línea con populares videoblogueras y videoblogueros juveniles en Tayikistán, un concurso de vídeos sobre la violencia contra las trabajadoras migrantes y la trata en Indonesia, un curso de capacitación sobre defensa personal para proveedores de servicios y organizaciones de mujeres en Albania o un acto virtual de alto nivel en Panamá con representantes de los Estados Miembros en la región – son algunos de los numerosos eventos previstos que se celebrarán durante los 16 Días.

***